El pensamiento crea cosas. Si estás plenamente convencido en que te convertirás en millonario, así será, de la misma manera que si crees que es una meta muy ambiciosa o inalcanzable, así también será. En tus manos está tomar esa elección.

Por tanto, una de las metas más importantes que puedes plantearte para los próximos meses, si quieres tener mucho dinero, un negocio exitoso, o cualquier otro deseo, es preparar tu mente subconsciente para que se alinee con ese objetivo.

¿Tienes las metas en mente?

Seguramente te propusiste para este año lograr tus metas financieras, y es probable que, además de hacerlo por escrito, hayas esbozado un plan para lograrlo, pero quiero preguntarte: ¿Conectaste tu mente con ese objetivo?

Muchas veces tienes a tu disposición múltiples herramientas y recursos con los cuales puedes alcanzar el éxito en las finanzas, pero tu esquema de pensamiento puede ser uno de los principales saboteadores en tu camino.

Me encanta recordar que hace 80 años atrás, en el libro “Piense y Hágase Rico”, Napoleón Hill describió magistralmente cómo funciona la mente y la autosugestión en el camino para alcanzar la riqueza. Es un libro ideal para que te enfoques en qué pensamientos tienes que tener para alcanzar esas metas financieras que deberías plantearte en tu vida.

Si quieres tener éxito en cambiar esquemas mentales paralizantes, por otros que sean empoderadores, tienes que conectar tu meta a un sentimiento. Que tu meta despierte en ti el más grande deseo, alegría, amor, júbilo, para que estés ansioso por lograrla y, de esta manera, que tu cerebro y tu corazón trabajen juntos para conseguirlo.

Hill propone una fórmula para convertir el deseo en Dinero

  1. Establece la cantidad exacta de dinero que queres lograr este año.
  2. Determina que vas a dar a cambio para lograr esa cifra.
  3. Fija el tiempo específico en el que lo quieres lograr.
  4. Establece un plan detallado para alcanzar esa meta financiera que te has propuesto
  5. Haz una declaración, un enunciado, donde puedas repetir y verbalizar para que lo tengas constantemente presente.
  6. Lee el memorando en voz alta, dos veces al día, una al acostarse.

Todos los días debes repasar en tu mente cuánto quieres tener para este año, en cuanto tiempo y repite tu enunciado, con los ojos cerrados y visualízate a ti mismo con ese dinero y la emoción que puedes sentir de haberlo alcanzado.

Podrás convertir tu deseo en riqueza constante y sonante, cuando entiendas lo poderoso que es el subconsciente, y cómo puedes orientarlo mediante afirmaciones para contrarrestar cualquier pensamiento negativo y sustituirlo por aquellos deseos y pensamientos hacedores de dinero. Espero que te animes a pasar a la acción y alcanzar tus metas financieras este año.