“Nunca desees que tu Vida sea más fácil…. Desea SER Mejor”

Esta frase muy conocida de Jim Rohn nos marca un camino en el emprendimiento, la aplican aquellos emprendedores que persiguen sus sueños con una fe, esfuerzo, disciplina y confianza como ninguno.

Para todos es muy claro la importancia de las PYMEs en cualquier país y en diferentes foros, se hablan que existen alrededor de 900.000 pequeñas y medianas empresas en México, las cuales no solo son las grandes generadoras de empleo, sino que son los proveedores de bienes y servicios además de distribuidores de las grandes empresas.  Y vale la pena decirlo, grandes empresas que aprovechan y generan riqueza para ellas a través de las PYMES y que claramente sufrirán si estas no son sustentables en el tiempo.

Pero en este contexto de actor principal del bienestar de países y entes económicos ¿cómo gestionar todos los aspectos de la empresa PYME de manera eficiente para hacerlas sustentables en el tiempo si enfrentan graves limitaciones de capital, de acceso a mano de obra altamente calificada y de conocimiento y prácticas empresariales de vanguardia, además de un restringido acceso a créditos en un sistema limitadísimo de financiamiento, competencia desleal, y falta de apoyo eficiente?

Si tenemos en cuenta que hoy mas del 80% (cifra optimista) de las empresas PYMES no sobreviven a los primeros 5 años, entendemos porque es necesario apoyarlas.

Además, se repite a diario y todos en coro: “El mundo está cambiando a un ritmo nunca visto”, “tecnología y globalización nos siguen marcando un nuevo camino”, pero que aquí todo Dueño de Empresa debe preguntarse: ¿Qué estoy haciendo para aprovechar el conocimiento y todas las nuevas oportunidades de nuevos negocios que están apareciendo a un ritmo desenfrenado?

La respuesta ya es bien conocida: facilitar el acceso de conocimiento tanto para mejorar sus competencias de gestión como de las posibilidades de oportunidades globales y así facilitar acciones concretas en esa dirección. 

¿Pero, cómo hacerlo?

Con soluciones prácticas, reales al alcance de los dueños de PYMES, que estén diseñadas para ellas, su entorno y su contexto empresarial. Y claramente, no estoy hablando de los programas actuales de formación que vemos día a día, que se enfocan únicamente en los Ejecutivos del sector corporativo y que muy frecuentemente olvidan las características de las empresas PYMEs.

Hablo de formaciones para los dueños de las PYMES con iniciativas de aprendizaje práctico, que provean conocimiento de vanguardia en gestión de la Micro, pequeña y mediana Empresa, programas especializados que reconozcan que el dueño se enfrenta diariamente a limitaciones reales de todo tipo y que cada PYME es única. Son programas especializados para PYMEs que se enfatizan en que la empresa familiar también requiere un aprendizaje sistemático sobre nuevas tecnologías como Inteligencia artificial, manejo masivo de datos, programación neurolingüística, etc. y cómo aprovechar las aplicaciones de estas tecnologías en una empresa PYME.

Aquí estoy hablando de formación práctica y útil, que permita generar Innovación en la PYME, en hacer cosas nuevas para que entreguen valor a sus clientes, característica fundamental para llamarla innovación, es decir, no es el uso de tecnología por si misma la que determina si es innovación o no, sino es el cliente que se da cuenta de que hay algo nuevo que le sirve y le da la valora y lo convence de ser cada día más fiel a los productos de la PYME.

Programas que involucren a las grandes empresas para facilitarles las interacciones con líderes empresariales y las visitas industriales que les permita a las PYMES abrir sus perspectivas y desencadenar el deseo de transformar su negocio.

Capacítate y aprende diariamente nuevas formas de mejorar tu negocio.

Jairo Lizarazo

ActioCoach