Tengo que confesar que hace algunos años, cuando buscaba mi primer trabajo, no tenía una idea clara de lo apasionante que es el mundo de las ventas; quienes destacan en esta profesión son realmente dignos de admiración. Como en cualquier actividad, para sobresalir en Ventas se requiere de talento y mucha preparación. El área comercial es el principal contacto que las empresas tienen con sus clientes, sólo por eso deberían considerados como el área más IMPORTANTE de cualquier empresa, ya que gracias a ellos las compañías obtienen los ingresos que necesitan para operar y para crecer.

Los equipos de ventas ayudan a mantener los negocios actuales y están en búsqueda activa de nuevos clientes: ¡Todos los días! Los integrantes de un equipo comercial son unos auténticos guerreros que se mantienen en pie de lucha de manera constante. Cada nueva oportunidad es un reto, cada conversación es un desafío, cada interacción con alguien es una batalla que se busca ganar. Cada nueva venta es el resultado de un esfuerzo creativo para guiar al comprador a que tome una decisión favorable hacia quien oferta el producto o servicio.

Los vendedores tienen la capacidad de adoptar diferentes roles para conseguir sus objetivos. Son personas que saben comunicarse de manera efectiva, tienen la capacidad de escuchar de manera activa, saben manejar y resolver conflictos y tienen una alta resistencia a la frustración.

Sin embargo, a veces he notado que el área de Ventas es menospreciada, es devaluada y en muchas ocasiones son considerados como el “patito feo” de los equipos de trabajo. Es triste cuando personas que buscan trabajo dicen o publican: “Necesito trabajo, aunque sea de vendedor”.

Esa cultura del menosprecio al área de ventas, también viene de las personas que se encargan de reclutar a vendedores. En las publicaciones que realizan en su proceso de reclutamiento para cubrir alguna vacante, ¿por qué le cambian el nombre a la posición?, publican vacantes con los siguientes nombres: Asesor Técnico, Consultor Comercial, Ejecutivo de Cuenta, KAM, Profesional en Comercialización, etc. Tan simple es decir: Se solicita VENDEDOR.

Cualquier tipo de trabajo honesto dignifica, la mejor oración es el trabajo. Ser Vendedor debe ser motivo de orgullo y no de desdén. Las personas que saben vender siempre van a tener trabajo, y no necesariamente trabajando para alguien más.

Todas las áreas en una empresa son importantes, todas cumplen una función relevante en el engranaje de cualquier compañía. La sinergia entre colaboradores es un factor clave para el éxito. En una empresa y en la vida, todos somos vendedores, ¡es un orgullo ser vendedor!

Escrito por: Ignacio Ortiz, Coach de Negocios.