Es una gran inyección de ánimo ver tantas muestras de solidaridad y ganas genuinas de ayudar por parte de muchísima gente en esta situación de crisis económica originada por el Covid-19.

Tal como sucedió en el año de 2017 cuando los que vivimos en México nos tocó sufrir el terrible terremoto, en ese entonces, miles de personas se volcaron de manera desinteresada a tratar de brindar su apoyo, cada quien desde su trinchera y de acuerdo a sus posibilidades. Algunos estuvieron trabajando largas jornadas en lo que se denominó la “zona cero” removiendo escombros y rescatando sobrevivientes que quedaron atrapados entre los edificios derrumbados, algunos otros se movilizaron hacia los diferentes centros de acopio para recibir la inmensa cantidad de ayuda que otros mas se dieron a la tarea de ir a entregar a los voluntarios.

No cabe duda de que el pueblo de México tiene gran corazón, en esta época de cuarentena, nuevamente miles de personas se han volcado de manera desinteresada a tratar de ayudar a quien más lo necesita. Muchos empresarios se han comportado la altura de las circunstancias, gracias a las redes sociales nos hemos enterado de acciones dignas de respeto y admiración para ayudar al otro. Dicen que las crisis sacan lo mejor o peor de las personas, y aunque ha habido casos de personas que de manera desvergonzada han abusado de la situación (ni siquiera vale la pena ahondar más en el temas), por otro lado, cada día nos enteramos de acciones bondadosas que gente realiza para ayudar al prójimo.

Grandes compañías multinacionales han abierto de manera gratuita sus softwares para que la población las pueda utilizar, ya sea para continuar con sus actividades laborales o para mantener contacto con sus familiares y amigos. Muchos negocios han estado ofreciendo de manera gratuita su conocimiento para con las pequeñas y medianas empresas, los ejemplos son variados, los poliglotas ofrecen clases de idiomas gratuitas, los expertos en redes realizan webinars sin costo para compartir su experiencia, algunos taxistas ofrecen transporte gratuito a profesionales de la salud para llevar a los hospitales, hay jóvenes que están apoyando a los adultos mayores para ayudarles a hacer sus compras o bien llevándoles despensa y medicamentos. Y afortunadamente hay miles de ejemplos que nos daría para escribir cientos de páginas y no acabaríamos de mencionarlos a todos.

Uno de los sectores que más están sufriendo la crisis económica son las pymes, se estima que miles de micros y medianas empresas no vayan a aguantar y tengan que cerrar sus operaciones de manera definitiva y junto a eso se perderán también miles de empleos. Es momento de que, hoy más que nunca, hagamos lo humanamente posible para salvar a las pymes y activar la economía. Todos los apoyos que se puedan recibir del gobierno serán bienvenidos, aunque seguramente no serán suficientes. Debemos de seguir sumando esfuerzos para continuar ayudando a los emprendedores y empresarios. Sigamos fomentando el consumo local.

Una compañía global que tiene presencia en más de 60 países y que desde sus inicios ha trabajado con emprendedores y empresarios para ayudarles a construir negocios, se ha sumado de manera desinteresada y gratuita para ayudar a la comunidad empresarial del mundo a través de su experimentada red de Coaches de Negocios certificados, los cuales tienen sobrada experiencia ya que desde hace años trabajan con miles de dueños de negocios cada semana.

Uno de los tantos apoyos que esta compañía llamada ActionCOACH está ofreciendo sin costo a los empresarios en esta situación de crisis económica, es el servicio de asesoría en negocios a través de Video-Consultas.

Una Video-Consulta es el equivalente a tener un Diagnóstico de salud para un negocio en particular, es decir, se trata de tener una conversación uno a uno con un Coach de Negocios certificado a través de un servicio de video conferencia con el objetivo de analizar un negocio como un todo y que permitirá conocer el estado actual de las áreas relevantes de la empresa con el único objetivo de ayudar a encontrar oportunidades de mejora. Además, la idea es que el Coach de Negocios realice recomendaciones relacionadas a mejorar el flujo de efectivo y por ende a mejorar las utilidades de la empresa en la medida de lo posible.

Para tener acceso a este apoyo sólo es necesario ponerse en contacto con alguno de los Coaches que forman parte de la comunidad global de ActionCOACH.

 

Algunos datos de contacto son:

Ignacio Ortiz, +52 55-8009-4910, ignacioortiz@actioncoach.com

Jairo Lizarazo, +52 5409-7404, jairolizarazo@actioncoach.com

 

Ante tanta bondad, se contagia el ánimo de sumarse a las iniciativas para seguir contribuyendo pues esto aún no termina y todos los esfuerzos siempre serán bienvenidos. Las posibilidades son infinitas, la creatividad es el límite. Esta situación es pasajera, y si bien no sabemos cuándo va a terminar, es un buen momento para tomar la decisión de aprovechar la enorme oportunidad que nos está brindando el mundo para ayudarnos unos a otros.

 

Escrito por: Ignacio Ortiz, Coach de Negocios ActionCOACH, Socio Consultor RAIN Group, Empresario | Socio Fundador Deskoti Coachsulting México.