Ha iniciado el 2021 y hemos dejado atrás el 2020, un año atípico que ha estado lleno de retos y que sin duda nos ha dejado un sinfín de aprendizajes tanto en el ámbito personal, como en el ámbito profesional y de negocios.

Las pequeñas y medianas empresas han sufrido los impactos económicos de la crisis ocasionada por la pandemia, muy a pesar de los esfuerzos que han hecho los gobiernos para mitigarlos. Los expertos argumentan que seguimos enfrentando la peor crisis económica y social de los últimos 100 años y esta situación ha puesto en evidencia la enorme falta de preparación en la mayoría de los dueños de negocios.

El inicio de un nuevo año ofrece un excelente pretexto para intentar cosas nuevas y nos invita a hacer un replanteamiento respecto a la manera en que se deben gestionar los negocios. Ante un escenario por demás incierto, es de esperar que aquéllos que estén mejor preparados sean los que tengan mayor probabilidad de salir airosos.

Si bien en el mundo de los negocios no existen recetas infalibles, los puntos que se enlistan a continuación se plantean como una alternativa para tener la capacidad de reinventar cualquier tipo de negocio:

1.- Tener una fortaleza mental positiva

Mantener una fortaleza mental positiva debería ser en todo momento la meta más alta. Si se cuenta con un semáforo interior en color verde se pueden tomar mejores decisiones. Un Dueño de Negocio debería ser sinónimo de liderazgo, y un gran líder debe tener la capacidad de ser autoconsciente de sus sentimientos y con habilidad para controlarlos. Las personas que son mentalmente fuertes pueden afrontar de manera adecuada los retos que se le presenten. Cuidar la salud emocional será un reto constante que te pondrá a prueba todo el tiempo y que te ayudará a estar preparado ante cualquier obstáculo que se interponga en tu camino.

2.- Elabora un Plan de Vida

Tener un negocio debería brindarte la posibilidad de tener una menor calidad de vida. Es importante que te brindes la oportunidad de reflexionar acerca de tu visión personal tomando en cuenta en todo momento lo relacionado a tus sueños y anhelos. Tener un Plan de Vida dará sentido a tu existencia y te ayudará a tener la claridad necesaria para definir metas personales y especificar los pasos que necesitas realizar para lograrlas. El tener metas claras te ayudará a explotar tu potencial en la medida que identificas lo que debes aprender, mejorar y desarrollar en el corto, mediano y largo plazo.

3.- Cultiva el hábito de la lectura

La principal esperanza de un equipo de trabajo está en la educación adecuada de cada uno de sus integrantes, y eso desde luego incluye al dueño de la empresa. El día que dejamos de aprender, empezamos a morir. Cuando un empresario deja de aprender, la empresa no avanza más. Existen diferentes alternativas para continuar con un proceso de educación y una muy importante es la educación que se puede adquirir a través del hábito de la lectura. En México se leen en promedio 3.4 libros al año, según cifras publicadas por el INEGI en abril de 2020. Darse la oportunidad de leer más que el promedio, será sinónimo de adquirir más conocimiento que facilite el proceso de toma de decisiones. Además, la lectura ayuda a mejorar las habilidades de comunicación e intercambio de información. Si tienes en mente convertirte en un empresario exitoso, simplemente no puedes darte el lujo de no leer. El no mantenerte actualizado es como deambular con los ojos vendados en medio de una avenida con alto tráfico.

4.- Rodéate y aprende de personas expertas

Es prácticamente imposible ser experto en todas las cosas. Hay talento y experiencia acumulada regada en manos de personas de todo el mundo. Para tener acceso a todo ese conocimiento, debes de tener la humildad para aceptar que necesitas ayuda de otras personas. Es importante tener la disposición de aprender de todas las personas con las que interactúas. Con una actitud correcta te darás cuenta de que hay cosas que puedes hacer mejor si te permites la ayuda de los demás.

5.- Conoce la salud de tu negocio

Para tener un negocio saludable primero debes estar plenamente consciente de tu momento actual. Así como a nivel personal es importante realizarse un “check up” médico que te ayude a conocer el estado y funcionamiento de tus órganos vitales; a nivel empresarial también es importante que realices un estudio detallado que te permita tener un entendimiento del funcionamiento de las áreas relevantes de tu negocio como un todo. Para poder recibir recomendaciones profesionales, primero hay que brindarse la oportunidad de realizar un minucioso estudio con el objetivo de poder corregir errores y preparar a tu empresa para un proceso de mejora que contribuya a un crecimiento estructurado y sostenible.

6.- Haz Networking de Negocios

Construir una poderosa red de contactos ayuda a acelerar el éxito de cualquier empresario. Relacionarse con otras personas con intereses similares es una excelente alternativa para ganar visibilidad y agregar valor. Adicionalmente, brinda la oportunidad de intercambiar experiencias, conocimientos y de establecer sinergias con otros empresarios. Las conexiones exitosas se construyen cuando existe una sincera disposición para ayudar en primera instancia, a que la otra parte consiga nuevos clientes y concrete nuevos negocios. Cuando todos tienen tan arraigado un espíritu de colaboración, es cuando se consigue formar una red de contactos que agrega valor a todos sus integrantes.

7.- Elabora un Plan de Negocios para los próximos 90 días

Un gran resultado siempre tiene lugar en el marco de una gran expectativa. La calidad de los resultados de negocios es directamente proporcional al tamaño de los sueños. El exceso de prudencia generalmente es sinónimo de contar con una pésima o nula estrategia. La mejor manera de aterrizar los sueños es construir un plan de negocios que determine un rumbo de acción claro con metas específicas y un horizonte de tiempo para llevarlo a cabo. Ninguna empresa hace planes para fracasar, sin embargo, se fracasa justamente por no darse la oportunidad de hacer planes. Las dificultades se desvanecen cuando se les enfrenta con audacia, estructura y determinación. Por esa razón, la planeación es un ingrediente que no puede faltar en el camino hacia el éxito empresarial.

 

Los factores externos pueden afectar de manera considerable cualquier negocio, de la misma manera que pueden beneficiarlo cuando las condiciones son óptimas. La situación de confinamiento tendrá que terminar algún día, el tema es que no sabemos cuándo va a suceder. Los empresarios no pueden, ni deben darse el lujo de basar el éxito de sus negocios en situaciones que no están bajo su control. La esperanza es más que una visión optimista de que todo va a salir bien.

Si se tiene la firme determinación de reinventar un negocio, el enfoque y esfuerzo deben estar concentrados en las cosas en las que si se tiene control. Para tomar el control de un negocio es necesario imprimir pasión en todo lo que se hace. Una empresa sin pasión sería el equivalente a estar inmerso en un océano de neutralidad que no es benéfica para la empresa ni para sus colaboradores.  El 99% de los fracasos provienen de personas que tienen el hábito de inventar excusas y pretextos.

El 2021 estará lleno de retos, sólo aquellos que se actualizan constantemente tendrán la oportunidad de mantenerse vigentes para los próximos años.

Ganar no lo es todo, pero intentar ganar si que lo es.

 

Escrito por: Ignacio Ortiz, Empresario | Fundador PEP Latam | Coach de Negocios ActionCOACH | Socio Fundador Deskoti Coachsulting México.

email: ignacioortiz@actioncoach.com.mx

https://wa.me/5215580094910

https://actioncoach.com.mx/ignacioortiz/

https://www.linkedin.com/in/ignacio-ortiz/

https://www.facebook.com/CoachIgnacioOrtiz/

https://twitter.com/IgnacioOrtizMa2

https://www.instagram.com/coachignacioortiz