Por ActionCOACH Abril Morales

En mi labor como coach, busco apoyar a los empresarios a que su empresa les de un mejor nivel de vida, generalmente ¿qué es lo que buscan?

  • Mayores ingresos
  • Más Tiempo libre.
  • Más crecimiento.

Todo esto parece excelente, muchos somos empáticos y nos vemos en una situación muy favorable si lo obtenemos; pero en el camino antes de empezar a trabajar juntos, algunas personas pierden el significado y dejan de perseguirlo o simplemente la “realidad” los alcanza y ven como un estilo de vida “posible” el carecer de tiempo, que las utilidades de la empresa no sean una realidad o que se mantengan en el mismo lugar.

Me han comentado algunas veces antes de iniciar un proceso de coaching, que intentan diferentes alternativas sin resultados, que se han cansado y que tal vez esta es una condición natural de ser empresario.

Aquí es donde, el viaje del coaching empieza, por que primero necesitamos identificar el ¿por qué? O ¿Para qué?

¿Para que quieren más tiempo, más dinero o que puede significar crecer? Algunos aceptan el reto y buscan una respuesta que represente una emoción real, una situación en la que se manifieste el tiempo libre extra, el dinero o el crecimiento y buscan vivir la experiencia; una vez encuentran esto se vuelve más fácil estar en disposición “a pagar el precio” por tener toda esa libertad, dinero o crecimiento que siempre desearon.

Algunos aceptan “vivir en el arrepentimiento” y se vuelve cada vez más difícil el llegar a la realización de sus sueños, encuentran que soñar es infructuoso, resulta frustrante y hasta repulsivo.

El coaching NO es un proceso que te ayude a abandonar tu responsabilidad principal, que te aleje de tus compromisos, que te exima de tus esfuerzos; es un proceso en el que tu coach te acompaña a ir de un punto A a uno B, mejor y más reconfortante, en el cual podremos seguir creciendo.

De aquí viene la palabrota que elegí,

  • ¿cuál es tu intencionalidad real de más tiempo?, ¿cómo manifestarías ese tiempo extra? ¿Qué cosas nuevas estarías haciendo?
  • ¿cual es la razón por la que quieres que tu negocio genere más utilidades?, ¿cómo las ocuparas? ¿Cómo manifestaras esa abundancia con la gente que te rodea y con tu equipo de trabajo?
  • ¿Qué harás para crecer como profesionista, como persona, como madre/padre, como hij@? ¿Cómo lo anterior te ayudará a potencializar el resultado?

Encuentra una razón, grábala en tu corazón, emociónate y tu mente reaccionara en consecuencia, ¿estas listo? Vamos a trabajar para volverlo una realidad. No olvides utilizar tu principal herramienta para esto, una pluma, lápiz y papel, la primera manifestación de lo que quieres hacer es escribirla, darle forma e ir por ella.

Es como construir una casa, primero necesitas tener idea de que quieres, hacer un plano de la casa, dibujar todos los espacios y después trabajar en volverla realidad.

Te dejo una definición de la intencionalidad por si tienes más dudas:

La intencionalidad se refiere tanto al contenido de la mente o la conciencia,1​ como a la relación entre la conciencia y el mundo. Fundamentalmente, la intencionalidad significa que la actividad de la mente se refiere a, indica o contiene un objeto. Desde otro punto de vista, se puede decir que gracias a la intencionalidad un sujeto es capaz de conocer la realidad que lo circunda y que además tiende naturalmente hacia ella, y, al mismo tiempo, al propio yo, no como objeto, sino en cuanto sujeto del hecho o estado psíquico. La intencionalidad no se reduce al estudio de la intención de la voluntad. No debe confundirse con el concepto que en francés se llama intención y en inglés intensionality, concepto que pertenece a la lingüística. Es en la rama de la teoría del conocimiento o gnoseología donde la intencionalidad adquiere todo su valor, porque todo saber es intencional es decir se refiere a algo ya sea de dicto o de re; provocando así una constante que delimita el acceso al propio conocimiento. Dando, paradójicamente, de esta manera el punto de partida para un entendimiento objetivo de todo estudio. Desde este campo de estudio se analizan temas tan variados como “el acceso de la conciencia al mundo”, “la relación entre somaticidad, o el cuerpo propio, y la conciencia”, “los fenómenos psíquicos”, “los valores, en cuanto percibidos por la conciencia”, “la realidad en la conciencia de lo irreal (lo futuro, lo falso, lo erróneo)”, “la apertura intencional de la voluntad”, etc.