El papel aguanta todo…es en la ejecución en la que la estrategia se hace pedazos.

En la vida y en las empresas es fundamental definir metas claras y el plan necesario para lograr el éxito en las mismas. Sin embargo, la historia nos ha dicho que en la ejecución es dónde los planes se hacen pedazos.

Entonces ¿Cómo evitar caer en esa trampa de perdernos en la ejecución y dejar que el día a día consuma todo nuestro tiempo y nuestra atención para el logro de las metas que establecimos?

De partida tenemos que considerar que la ejecución se respalda con 2 elementos: Decisiones y Acciones. Muchas veces cuando se desarrolla el plan, se toman diferentes decisiones que no siempre se respaldan con las acciones adecuadas. O muchas veces, ante los imprevistos y el camino sinuoso hacia la meta se ejecutan acciones “anti-crisis” que no tienen nada que ver con las decisiones que se habían planteado inicialmente.

Recuerda que el camino desde el punto A en dónde estás hacia el punto B a llegar (tu meta) nunca es en línea recta, sino más bien es un subir y bajar y sortear obstáculos y situaciones externas que a pesar de tu análisis, se presentan en la marcha y que si tienes claridad, pasión y disciplina respecto a la meta, seguirás apuntando hacia ella. Teniendo claro este escenario, contamos ya con el primer los elementos clave en la Ejecución para garantizar el éxito del plan:

    1. Enfoque. ¿Cumple la meta con el filtro SMART? Es decir, ¿es lo suficientemente específica?, ¿la puedo medir para saber si voy avanzando conforme a lo esperado o no?, ¿es alcanzable pero retadora a vez? ¿está claramente orientada a un resultado? ¿tienes una fecha límite para lograrla? Y lo más importante ¿me apasiona como líder? ¿estoy dispuesto pasar por la disciplina necesaria para lograrla? ¿tengo claros los pasos que deberé ejecutar cada semana para que la meta se materialice? Si la respuesta fue sí a las preguntas anteriores tendrás los elementos necesarios para enfocarte en la meta.
    2. Tareas a ejecutar logrando sinergia. Cada uno de los miembros del equipo debe de tener claras sus tareas específicas a cumplir cada semana de forma individual y en equipo. Enfocándose en cómo ayudar a sus compañeros de equipo a lograr las metas de la empresa logrando una verdadera sinergia (que 1 + 1 sea mayor a 2)
    3. Llevando un marcador. Lo que no se mide no se controla, lo que no se controla no se puede mejorar. El marcador nos indicará cómo vamos respecto a la meta, si todo va fluyendo correctamente la pregunta a responder es ¿cómo mantener este enfoque y ritmo de trabajo? Si las cosas no van fluyendo correctamente respecto a la meta o queremos exceder la meta, aparte del plan tenemos que cumplir con el punto 4…
    4. Definiendo compromisos en común, llevando una agenda con fechas para su cumplimiento. Los compromisos se determinan para ir mejorando cada día, para retomar el enfoque y para que todos los integrantes del equipo se empoderen y se sientan parte de la meta. Es fundamental que cada uno de esos compromisos tenga una fecha límite para cumplirse y que el líder haga la rendición de cuentas en cada una de las juntas. También estas juntas son una oportunidad para el reconocimiento y el análisis. Así el líder y el equipo tendrán claros qué se está haciendo bien, que no se está haciendo de la forma correcta y qué se hará diferente.

Resumiendo la frase anterior, el éxito en la ejecución depende de lograr “Enfoque en las tareas a ejecutar logrando sinergia, llevando un marcador y definiendo compromisos en común llevando una agenda con fechas para su cumplimiento.”

Ahora que estamos a punto de arrancar Noviembre y el fin de año está a la vuelta de la esquina, es tiempo de establecer tus metas a definir tu plan para el 2018. Si comienzas en diciembre, ya habrás perdido días valiosos del 2018. Siguiendo los pasos recomendados arriba tendrás la fórmula del éxito para garantizar que el reto más grande de un plan, la ejecución se lleve a cabo de forma consistente.

Espero como Tu Coach recibir tus historias de éxito en el 2018…..

ActionCOACH Rodrigo Escobedo