En estas últimas fechas he tenido muchos momentos de reflexión de dos fuentes principalmente, seminarios para prospección y coachees con los que ya llevo tiempo trabajando.

En el primer caso y como usualmente pasa con muchos empresarios tienen muchas ganas de que sucedan cosas diferentes en sus negocios, encantados con la idea de tener un negocio que funcione sin ellos al frente, deseosos de grandes recompensas el Ferrari, una gran casa, una gran vida con mucho tiempo libre; pero no están dispuestos a tomar acción. Los detienen muchas causas, todas ellas muy validas, pero son las mismas que los han detenido y los seguirán deteniendo:

  • tengo un gran proyecto que atender
  • tengo un curso muy importante para mejorar mis habilidades técnicas
  • tengo que atender este urgente
  • tengo trabajo para todo el año y alguien tiene que estar al frente.
  • me siento desmotivado

Al final nunca dan el paso para entrar en acción.

Por otro lado, tengo empresarios que están enfocados en hacer lo que tienen que hacer y tenemos resultados palpables, uno de ellos me comentaba “antes al mes entraban algunas ordenes de fabricación, ahora todos los días tenemos ordenes de fabricación”; otros enfocados en la venta para generar más flujo, pero todos ellos enfocados en la acción que rinde frutos a corto y largo plazo.

Aquí quiero invitarte a reflexionar, ¿Cuánto vale el conocimiento que tienes, has adquirido o planeas adquirir?; permíteme aportar una idea, el conocimiento no Vale por lo que inviertes en él o para que lo uses; vale por lo que obtienes de él.

Su valor viene de los resultados que te dará y aquí puedes usarlo para mantener el estatus quo en tu organización o para que te enfoque en tu trabajo real como dueño de negocios, hacer trabajo estratégico, administrar la visión de tu negocio y ayudar a que todos los esfuerzos en la organización estén orientadas al logro de los resultados.

Puedes tomar tiempo en decidirte por la labor estratégica o la labor operativa; en la primera tal vez te falta practica y por lo tanto enfoque; en la segunda, si estas en la trampa del auto empleo, probablemente ya eres experto; pero el tiempo que tomas en decidir subirte a la cabina y salir del cuarto de máquinas, te impacta a ti a tu negocio, por que en el cuarto de máquinas seguirás teniendo trabajo y algo de utilidades, en el puente de mando te enfocaras en las utilidades y administraras el trabajo de otros; ¿cuánto tiempo puedes darte el lujo de impactar a tu bolsillo?

Al final todo depende de lo que tu decidas para Ti, Tu negocio y todos a tu alrededor, tu eres el líder y tus acciones impactan a todos.

Toma decisión y acción orientada a los resultados que quieres ya puede ser tener más utilidades o más trabajo. Pero la acción diaria con sentido de pertenencia y sin postergar es lo que te acercara a tus sueños, el Ferrari, la casa de tus sueños, el gran viaje, mucho tiempo libre y muchos otros sueños todos están condicionados a la disposición y sudor diario en tu trabajo real como dueño de negocios, trabajo estratégico, administración diaria y ejecución continua.

¡Toma acción ya! Y No delegues lo que no debes; tampoco te ocupes en lo que No debes eso si delégalo.

Por ActionCOACH Abril Morales